By Michel Foucault

En sus obras anteriores, Foucault no habia definido lo que para el significa arqueologia. Se dio cuenta de que period necessary definirla por tratarse de una palabra peligrosa, que parece evocar las ruinas que el paso del tiempo va dejando y que permanecen fijas en su mutismo. Quiere hacer aparecer en su especificidad, el nivel de las cosas dichas: su condicion de aparicion, las formas de su cumulo y de su encadenamiento, las reglas de su transformacion, las discontinuidades que las escanden.

Show description

Read Online or Download La Arqueologia del Saber PDF

Similar literatura y ficcion books

El castillo

El castillo es una novela del escritor austrohúngaro Franz Kafka (1883-1924). Publicada póstumamente en 1926, se trata de una obra inconclusa que Kafka había empezado a escribir en enero de 1922. Su protagonista, conocido solamente como ok. , lucha para acceder a las misteriosas autoridades de un castillo que gobierna el pueblo al cual okay.

La voz de los dramaturgos: El teatro espanol y latinoamericano actual (Beihefte Zur Iberoromania) (Spanish Edition)

Chosen present-day dramatists from Spain and Latin-America discuss their theatre and its current scenario. the viewpoint is that of the authors, now not of literary or drama critics. the result's a chain of bizarre strategies and analyses which don't function within the traditional expert discussions.

La Paja en el Ojo de Dios The Mote in God's Eye (Spanish Edition)

En el año 3017, el Segundo Imperio del Hombre abarca centenares de sistemas solares a los cuales se puede acceder mediante un viaje más rápido que los angeles luz. Un día una extraña nave espacial entra en un sistema sunlight, en cuyo inside se encuentra el cuerpo sin vida de un alienígena. Esto lleva a una investigación donde los hu

Additional info for La Arqueologia del Saber

Sample text

Vio que era yo y trató de sonreírme. Empezó a hablarme muy bajo. Me acerqué para escucharlo. La sala estaba casi a oscuras y había silencio. De vez en cuando alguna enfermera entraba, encendía unas pocas luces, y repartía píldoras y medicinas a algunos pacientes. Después todo quedaba tranquilo de nuevo. –Creo que me estoy muriendo, Pedro. –No, no. No digas eso porque no es así, y reposa. ¿No tienes sueño? –No. Lo que quisiera es empezar de nuevo. A veces creo que me voy a morir, pero en el fondo me parece que no.

Tengo sangre por todas partes y quiero darme un baño. América al fin hizo volver en sí a la madre del ahorcado. Entonces me fijo en la puerta; está llena de gente mirando. Nadie se atreve a entrar al cuarto. Unas mujeres se persignan y rezan. América trata de ayudar al tipo que ya está lavando al muerto, pero él la saca de allí: –Les dije que me dejaran solo. Váyanse de aquí. América me agarra del brazo y me lleva a su cuarto. –Siéntate que te voy a hacer café. Ya hoy no te puedo consultar. Hay muerto fresco en el camino.

Traer pa’cá un poco de mariguana. Estoy escachao, Rene. Tengo que buscarme unos pesos. –Si vas allá tienes que buscar a Ramoncito El Loco. Él vive a la salida de Baracoa, por La Farola. Allí lo conoce hasta el gato. Dile que tú eres mi socio y que eso es para mí. Así te lo deja más barato. Pero no te exhibas mucho con él porque todo el mundo sabe que ese viejo ha vivido siempre de la mariguana, y te fichan. –Está bien, mi hermano. Cuídate. Nos vemos. Tenía que irme rápido para Baracoa. Además del negocio, a lo mejor me buscaba una de esas indias culonas que te hacen sentir como el macho más rico del mundo.

Download PDF sample

Rated 4.83 of 5 – based on 13 votes