By Terry EAGLETON

Infrequent e-book: expense in USD

Show description

Read or Download Estética como ideología, La PDF

Similar no-ficcion books

La hermenéutica del sujeto

Cátedra en que Foucault pretendió mostrar las técnicas, los procedimientos y los fines históricos con los que un sujeto ético se constituye en una relación determinada consigo mismo, y formulation los angeles pregunta: ¿y si las luchas de hoy no fueran luchas contra las dominaciones políticas e ideológicas, contra l. a. explotación económica, sino luchas contra l. a. sujeción identitaria?

Modernity, Pluralism and the Crisis of Meaning: The Orientation of Modern Man

Certainties of orientations are eroding, identities are being wondered. The expanding speed of social improvement is giving upward thrust to such traits through altering accepted buildings and social certainties demonstrated through the years. conventional wisdom -- that is handed on from one new release to the following by way of the church, the nation, faculties and households -- is changing into outmoded at an accelerating speed.

Additional resources for Estética como ideología, La

Sample text

Marcuse, Cultura y sociedad, trad. de E. Bulygin y E. Garzón Valdés, Sur, Buenos Aires, 1968, p. 50). 43. K. Marx, Crítica de la filosofía del Derecho de Hegel, trad. de J. M. Ripalda, Grijalbo, Barcelona, 1978, p. 210 (Obras Marx-Engels 5, dir. de M. Sacristán). 43 RAMÓN DEL CASTILLO Y GERMAN CANO de lo estético que huye tanto de su aceptación mítica como de su negación total; una aproximación que además, y por encima de todo, se niega a convertir el legado ilustrado en la clase de museo de los horrores en el que los posmodernos quieren convertirlo.

K. Marx, Crítica de la filosofía del Derecho de Hegel, trad. de J. M. Ripalda, Grijalbo, Barcelona, 1978, p. 210 (Obras Marx-Engels 5, dir. de M. Sacristán). 43 RAMÓN DEL CASTILLO Y GERMAN CANO de lo estético que huye tanto de su aceptación mítica como de su negación total; una aproximación que además, y por encima de todo, se niega a convertir el legado ilustrado en la clase de museo de los horrores en el que los posmodernos quieren convertirlo. Con dema­ siada frecuencia —afirma Eagleton—- hemos olvidado las heroicas luchas de los primeros «humanistas liberales» contra la brutal auto­ cracia del absolutismo feudal: Si podemos y debemos ser críticos severos de la Ilustración, es por­ que la Ilustración nos ha autorizado a comportarnos de este modo.

Ciertamente, si lo estético ha desempeñado una función tan des­ tacada en el pensamiento moderno es, en parte, por la versatilidad del concepto. Aunque supuestamente hace referencia a una suerte de inutilidad funcional, pocas ideas pueden haber servido a funciones tan dispares. Sin duda, algunos lectores juzgarán que mi uso del con­ cepto es terriblemente laxo y amplio, sobre todo cuando aparece ligado a la idea de experiencia corporal como tal. Pero si lo estético resurge con tal persistencia, es en parte a causa de cierta indetermina­ ción en su definición, una indeterminación que cabe imaginar por de­ bajo de una variada gama de preocupaciones: ía libertad y la iegaíidad, la espontaneidad y la necesidad, la autodeterminación, la autonomía, la particularidad y la universalidad, entre otras.

Download PDF sample

Rated 4.74 of 5 – based on 11 votes