By Thomas Bernhard

Show description

Read Online or Download El Sotano PDF

Similar literatura y ficcion books

El castillo

El castillo es una novela del escritor austrohúngaro Franz Kafka (1883-1924). Publicada póstumamente en 1926, se trata de una obra inconclusa que Kafka había empezado a escribir en enero de 1922. Su protagonista, conocido solamente como ok. , lucha para acceder a las misteriosas autoridades de un castillo que gobierna el pueblo al cual ok.

La voz de los dramaturgos: El teatro espanol y latinoamericano actual (Beihefte Zur Iberoromania) (Spanish Edition)

Chosen present-day dramatists from Spain and Latin-America talk about their theatre and its current state of affairs. the viewpoint is that of the authors, no longer of literary or drama critics. the result's a sequence of bizarre strategies and analyses which don't function within the traditional expert discussions.

La Paja en el Ojo de Dios The Mote in God's Eye (Spanish Edition)

En el año 3017, el Segundo Imperio del Hombre abarca centenares de sistemas solares a los cuales se puede acceder mediante un viaje más rápido que los angeles luz. Un día una extraña nave espacial entra en un sistema sunlight, en cuyo inside se encuentra el cuerpo sin vida de un alienígena. Esto lleva a una investigación donde los hu

Extra resources for El Sotano

Sample text

Todas las instrucciones eran cuchicheadas, reinaba, como se dice, un silencio de muerte. Al cabo de un rato golpeaban en la puerta, el musicólogo había terminado su trabajo, quizá acababa de escribir su crítica del último concierto, se abría la partitura para piano, y comenzábamos. Yo tenía una voz potente y, con ella, hubiera podido, llegado el caso, pulverizar sin más el salón, eso pensaba, en contradicción total con mi cuerpo delgado y larguirucho, que en aquella época, como característica de locura y pubertad, estaba casi siempre cubierto por una erupción.

La música era la contraposición que correspondía a mi forma de ser y a mi talento y a mi inclinación. Por iniciativa propia o por deseo mío, ya no lo sé, mi abuelo puso en un periódico un anuncio en el que buscaba para mí un profesor de canto, ya 39 me veía como una especie de Chaliapin salzburgués, y la contraseña del anuncio, me acuerdo muy bien, era la palabra Chaliapin, de Chaliapin, como el bajo más famoso de su época, me había hablado a menudo mi abuelo, él odiaba la ópera y todo lo relacionado con la ópera, pero la súbita posibilidad de que su querido nieto se convirtiera quizá en cantante famoso la consideró mi abuelo, sin embargo, como una gran suerte.

Desde entonces no he sabido más de él. Herbert, el dependiente, me acogió desde el principio con simpatía. No me hacía rabiar. Nadie era sádico, en el sótano. En verano hacía aquí fresco y en invierno, a causa de las dos estufas eléctricas de carga nocturna, un calor agradable. Como es natural, yo tenía que hacer los trabajos más pesados y, por decirlo así, más humildes, pero tenía una constitución francamente robusta, y cargar y llevar sobre las espaldas sacos de setenta kilos como los sacos de maíz no tenía para mí ninguna dificultad.

Download PDF sample

Rated 4.14 of 5 – based on 15 votes