By Corbin Alain

Ensayo dedicado a l. a. historia de los angeles percepción olfativa, sentido capaz de modificar l. a. conducta humana a dimensiones insospechadas. Aquí se intenta desentrañar l. a. importancia que tienen en nuestras vidas los olores naturales y su relación con los angeles existencia.

Show description

Read or Download El perfume o el miasma: El olfato y lo imaginario social, siglos XVIII y XIX (Historia) (Spanish Edition) PDF

Similar no-ficcion books

La hermenéutica del sujeto

Cátedra en que Foucault pretendió mostrar las técnicas, los procedimientos y los fines históricos con los que un sujeto ético se constituye en una relación determinada consigo mismo, y formulation l. a. pregunta: ¿y si las luchas de hoy no fueran luchas contra las dominaciones políticas e ideológicas, contra l. a. explotación económica, sino luchas contra l. a. sujeción identitaria?

Modernity, Pluralism and the Crisis of Meaning: The Orientation of Modern Man

Certainties of orientations are eroding, identities are being wondered. The expanding pace of social improvement is giving upward push to such traits via altering common constructions and social certainties proven over the years. conventional wisdom -- that's handed on from one new release to the subsequent through the church, the nation, faculties and households -- is changing into superseded at an accelerating velocity.

Extra resources for El perfume o el miasma: El olfato y lo imaginario social, siglos XVIII y XIX (Historia) (Spanish Edition)

Sample text

306·518. de la matriz. Se pretende, precisa Lémery, que la civeta (algalia), el almizcle y el ámbar gris. estando aplicados al ombligo y a la matriz, atraigan por su buen olor la matriz caída y la vuelvan a colocaren su estado natural; cuando fue sacudida durante el tiempo de los vapores y las sofocaciones, del mismo modo que esos mismos olores la hacen moverse y levantarse cuando son recibidos por la nariz. 50 El autor no hace aquí sino comentar una práctica de la medicina antigua. Frente al riesgo del contagio y la infección, lo aromático posee una doble virtud: combate los vicios de la atmósfera; aumenta la resistencia del organismo.

129 Otros sitios de amontonamiento son también causa de infección. U'? claro está, pero también las salas de espectáculos. Aquí son los palcos donde se concentran las quejas; se los acusa de envenenar a las mujeres de nervios delicados. 13~ Desde el 17 de junio de 1789, el doctor GuiUotin denunciará el aire "pesado y pestilente" de la sala Menus Plaisirs (por ironía, de las distracciones), donde se reúne la Asamblea Constituyente. El de la sala parisiense del Manége no les parecerá menos malsana a los diputados; en agosto de 1790, el joven Félix Faulion llega temprano a respirar el aire fresco de las Tullertas: sin esta precaución, le resultaría imposible permanecer en la sesión.

Para desinfectar la casa entera basta con fumigar el entresuelo; el humo. al elevarse. invadirá los pisos superiores. 75 El perfume del padre Léon. "el vinagre de los cuatro ladrones", produce entonces maravillas. 76 Una vez más, el barco y el hospital proponen modelos. Z? Además de que se fumigaran los vestidos daba órdenes, informa Tenon, de que se quemara mucha pólvora en el entrepuente y en la cala de los barcos contaminados. y de que se les desparramara "una gran humareda". nes substanccs que ron e-rn ploir- en fu mjgation .

Download PDF sample

Rated 4.14 of 5 – based on 6 votes