By Friedrich Engels

Obra de Federico Engels (1876) en l. a. que se examinan las leyes sociales que determinan los angeles aparición del hombre y de l. a. sociedad humana.

Ésta edición deEl papel del trabajo en l. a. transformación del mono en hombre incluye una breve explicación sobre el origen del texto, así como las notas al pié de las ediciones originales del texto.

Show description

Read or Download El papel del trabajo en la transformacion del mono en hombre (Spanish Edition) PDF

Best no-ficcion books

La hermenéutica del sujeto

Cátedra en que Foucault pretendió mostrar las técnicas, los procedimientos y los fines históricos con los que un sujeto ético se constituye en una relación determinada consigo mismo, y formulation los angeles pregunta: ¿y si las luchas de hoy no fueran luchas contra las dominaciones políticas e ideológicas, contra los angeles explotación económica, sino luchas contra l. a. sujeción identitaria?

Modernity, Pluralism and the Crisis of Meaning: The Orientation of Modern Man

Certainties of orientations are eroding, identities are being puzzled. The expanding speed of social improvement is giving upward thrust to such trends through altering widely used constructions and social certainties confirmed through the years. conventional wisdom -- that's handed on from one new release to the subsequent via the church, the kingdom, faculties and households -- is turning into outmoded at an accelerating speed.

Additional info for El papel del trabajo en la transformacion del mono en hombre (Spanish Edition)

Sample text

Mi primera sorpresa penitenciaria nació al conocer que en la cárcel está prohibido el color azul marino porque es el que utilizan los funcionarios y se trata de evitar que algún preso pueda vestirse con esos tonos con la finalidad de que la cromía de su vestimenta facilite su fuga carcelaria… Un poco sofisticado y hasta infantil, pero… Desgraciadamente, me habían comprado un anorak de ese color y lo habían metido en la bolsa, y el funcionario, cumpliendo las instrucciones recibidas de la superioridad, quería retirármelo.

Ni una sola voz de protesta, sin embargo. Ni un esbozo de recriminación. Silencio activo porque en esos instantes se preparaba interiormente para seguir ayudando en los momentos que, con total certeza, nos iba a tocar vivir. Pero a pesar de la aparente calma de la que todos queríamos hacer gala, el ambiente que se respiraba en casa era particularmente tenso. – Tenéis que estar tranquilos. No sabemos nada y, además, si ponen la querella ya nos defenderemos. – Yo casi prefiero que la pongan -dijo Lourdes-, porque así terminaremos de una vez con esta situación.

Creo que van a solicitar una Junta de Fiscales con carácter extraordinario y están muy calientes. No conviene hacer nada porque posiblemente el asunto se líe por sí solo. Algo se agitó en la celda colindante que ocupaba Arturo. Se escuchaban voces. Pegada la boca a la rendija de la chapa de la celda se puede comunicar con la colindante, aunque la postura no sea la más cómoda del mundo para dialogar. Pero funciona para el envío de mensajes cortos. Romaní trataba de decirle algo a Fontanella, el ocupante de su celda contigua, de quien en ese momento carecía de más información.

Download PDF sample

Rated 4.45 of 5 – based on 21 votes