By Alexandre Dumas

Este volumen contiene dos obras maestras de Alejandro Dumas que garantizan muchas horas de entretenimiento inolvidable: El conde de Montecristo y Los tres mosqueteros

El Conde de Montecristo
El conde de Montecristo es una sólida novela de aventuras. Naufragios, mazmorras, fugas, ejecuciones, asesinatos, traiciones, envenenamientos, suplantaciones de personalidad, un niño enterrado vivo, una joven resucitada, catacumbas, contrabandistas, bandoleros, tesoros, amoríos, reveses de fortuna, golpes de teatro, todo para crear una atmósfera irreal, extraordinaria, fantástica, a l. a. medida del superhombre que se mueve en ella. Y todo ello arropado en una novela de costumbres, digna de medirse con las contemporáneas de Balzac. Pero, además, toda l. a. obra gira en torno a una thought ethical: el mal debe ser castigado. El conde, desde esa altura que le da l. a. sabiduría, los angeles riqueza y el manejo de los hilos de los angeles trama, se erige en «la mano de Dios» para repartir premios y castigos y vengar su juventud y su amor destrozados. A veces, cuando hace milagros para salvar al justo de los angeles muerte, el lector se sobrecoge de emoción. Otras, cuando asesta los implacables hachazos de l. a. venganza, nos sentimos estremecidos. En definitiva, una novela que nos atrapa de principio a fin.

Los Tres Mosqueteros
En compañía de sus inseparables amigos, d`Artagnan es mosquetero del rey Luis XIII y declarado enemigo de los angeles guardia del Cardenal Richelieu. Un día, los angeles reina regala a su amante, el inglés Buckingham, herretes de diamantes. Enterado Richelieu, sugiere al celoso rey l. a. inspiration de pedir a Ana de Austria que luzca estas joyas en el próximo baile de los angeles corte. Ésta, desesperada, confía su secreto a su ayudante de cámara, Constance Bonacieux. D`Artagnan, enamorado de los angeles bella Constance, arrastra a sus tres compañeros a Inglaterra para recuperar las joyas. Perseguidos por l. a. guardia de Richelieu, los mosqueteros deben enfrentarse a Milady, una espía implacable. A pesar de todo, los angeles bravura de d`Artagnan le permitirá devolver las joyas a los angeles Reina.

Show description

Read or Download Alejandro dumas-Los tres mosqueteros PDF

Best literatura y ficcion books

El castillo

El castillo es una novela del escritor austrohúngaro Franz Kafka (1883-1924). Publicada póstumamente en 1926, se trata de una obra inconclusa que Kafka había empezado a escribir en enero de 1922. Su protagonista, conocido solamente como ok. , lucha para acceder a las misteriosas autoridades de un castillo que gobierna el pueblo al cual ok.

La voz de los dramaturgos: El teatro espanol y latinoamericano actual (Beihefte Zur Iberoromania) (Spanish Edition)

Chosen present-day dramatists from Spain and Latin-America discuss their theatre and its current scenario. the viewpoint is that of the authors, no longer of literary or drama critics. the result's a sequence of unusual techniques and analyses which don't function within the ordinary professional discussions.

La Paja en el Ojo de Dios The Mote in God's Eye (Spanish Edition)

En el año 3017, el Segundo Imperio del Hombre abarca centenares de sistemas solares a los cuales se puede acceder mediante un viaje más rápido que l. a. luz. Un día una extraña nave espacial entra en un sistema sunlight, en cuyo inside se encuentra el cuerpo sin vida de un alienígena. Esto lleva a una investigación donde los hu

Additional resources for Alejandro dumas-Los tres mosqueteros

Example text

Colocado entre la vida y la muerte como Bernajoux estaba, no tuvo siquiera la idea de callar un instante la verdad; contó a los dos señores las cosas exactamente tal como habían ocurrido. Era todo lo que quería el señor de Tréville; deseó a Bernajoux una pronta convalecencia, se despidió del señor de La Trémouille, volvió a su palacio e hizo avisar a los cuatro amigos que les esperaba a cenar. El señor de Tréville recibía a muy buena compañía, por supuesto anticardenalista. Se comprende, pues, que la conversación girase durante toda la cena sobre los dos fracasos que acababan de sufrir los guardias de Su Eminencia.

Fue por tanto a la cita de Athos sin llevar segundo, resuelto a contentarse con los que hubiera escogido su adversario. Por otra parte tenía la intención formal de dar al valiente mosquetero todas las excusas pertinentes, pero sin debilidad, por temor a que resultara de aquel duelo algo que siempre resulta molesto en un asunto de este género, cuando un hombre joven y vigoroso se bate contra un adversario herido y debilitado: vencido, duplica el triunfo de su antagonista; vencedor, es acusado de felonía y de fácil audacia.

La sangre había subido a la cabeza de D'Artagnan, y en aquel momento habría sacado su espada contra todos los mosqueteros del reino, como acababa de hacerlo contra Athos, Porthos y Aramis. Eran las doce y cuarto. El sol estaba en su cenit y el emplazamiento escogido para ser teatro del duelo estaba expuesto a todos sus ardores. -Hace mucho calor -dijo Athos sacando a su vez la espada-, y sin embargo no podría quitarme mi jubón, porque todavía hace un momento he sentido que mi herida sangraba, y temo molestar al señor mostrándole sangre que no me haya sacado él mismo.

Download PDF sample

Rated 4.33 of 5 – based on 9 votes