By Jurgen Habermas

Habermas sigue desarrollando en esta obra su análisis del «actuar comunicativo». El trasfondo de l. a. discusión está formado sobre todo por objeciones contra nociones universalistas de ethical que se remontan a Aristóteles, a Hegel y al contextualismo contemporáneo. Yendo más allá de los angeles estéril contraposición entre un universalismo abstracto y un relativismo que se contradice a sí mismo, el autor intenta defender l. a. primacía de lo justo entendido deontológicamente sobre lo bueno. «Pero -dice Habermas- esto no significa que las cuestiones éticas en sentido estricto tengan que quedar excluidas de l. a. discusión racional».

Show description

Read or Download Aclaraciones a la Ética del Discurso, 2000 PDF

Similar no-ficcion books

La hermenéutica del sujeto

Cátedra en que Foucault pretendió mostrar las técnicas, los procedimientos y los fines históricos con los que un sujeto ético se constituye en una relación determinada consigo mismo, y formulation l. a. pregunta: ¿y si las luchas de hoy no fueran luchas contra las dominaciones políticas e ideológicas, contra l. a. explotación económica, sino luchas contra los angeles sujeción identitaria?

Modernity, Pluralism and the Crisis of Meaning: The Orientation of Modern Man

Certainties of orientations are eroding, identities are being wondered. The expanding pace of social improvement is giving upward thrust to such traits by way of altering frequent buildings and social certainties tested through the years. conventional wisdom -- that's handed on from one new release to the following by way of the church, the country, colleges and households -- is changing into superseded at an accelerating speed.

Extra info for Aclaraciones a la Ética del Discurso, 2000

Sample text

Nadie, por poner un ejemplo, negaría la validez del imperativo moral <>, pero las mediaciones institucionales del cumplimiento de ese deber son tales, que las perplejidades empiezan en cuanto nos preguntamos: ¿en el deber de quién y de hacer qué, consiste hoy el cumplimiento de verdad de ese deber?

Para ese neoaristotelismo no tendría desde luego por qué serlo si se reactivase en términos de <<ética clásica>> la conciencia de los fines implicados en los principios de la moral moderna, precisamente en el contexto de las grandes ideas religiosas y metafísicas de las que esos principios y las transformaciones modernas que los sustentan, en definitiva provienen. Como ingredientes de nuestro entendernos como seres morales en sentido moderno, es decir, en términos de postulados finales de la razón práctica relacionados con el <>, reintrodujo Kant en su sistema las ideas más básicas de la religión y la Metafísica occidentales.

Precisamente el no haber para ella nada, ni siquiera ella misma, que la razón ilustrada no pueda por principio cuestionar y cuya pretensión de validez o autoridad no pueda poner en tela de juicio, es decir, el poder estructuralmente adoptar frente a todo una <> y, como decía Kant, poder <>, incluso a sí misma, es rasgo definitorio de la razón moderna desde que ésta se arrancara de lo que primero Kant y después Heidegger llamaron <>.

Download PDF sample

Rated 4.65 of 5 – based on 29 votes