By Julio Verne, Edouard Riou

Scientist Pierre Aronnax and his trusty servant set sail to seek a sea monster. With support from the worlds maximum harpooner, the lads notice that the creature is known as a high-tech submarine with a mysterious chief, Captain Nemo.

Show description

Read Online or Download 20.000 Leguas de Viaje Submarino PDF

Best literatura y ficcion books

El castillo

El castillo es una novela del escritor austrohúngaro Franz Kafka (1883-1924). Publicada póstumamente en 1926, se trata de una obra inconclusa que Kafka había empezado a escribir en enero de 1922. Su protagonista, conocido solamente como okay. , lucha para acceder a las misteriosas autoridades de un castillo que gobierna el pueblo al cual ok.

La voz de los dramaturgos: El teatro espanol y latinoamericano actual (Beihefte Zur Iberoromania) (Spanish Edition)

Chosen present-day dramatists from Spain and Latin-America talk about their theatre and its current scenario. the point of view is that of the authors, no longer of literary or drama critics. the result's a chain of bizarre ideas and analyses which don't characteristic within the traditional expert discussions.

La Paja en el Ojo de Dios The Mote in God's Eye (Spanish Edition)

En el año 3017, el Segundo Imperio del Hombre abarca centenares de sistemas solares a los cuales se puede acceder mediante un viaje más rápido que l. a. luz. Un día una extraña nave espacial entra en un sistema sun, en cuyo inside se encuentra el cuerpo sin vida de un alienígena. Esto lleva a una investigación donde los hu

Additional resources for 20.000 Leguas de Viaje Submarino

Example text

Algunos instantes después, ocho vigorosos mocetones, de rostro cubierto, se presentaron calladamente y nos arrastraron dentro de la formidable máquina. Este rapto, realizado tan brutalmente, se desarrolló con la rapidez de un rayo. Mis compañeros y yo no tuvimos tiempo de advertir lo que nos pasaba. Yo no sé lo que sintieron ellos al verse metidos en aquella prisión flotante, pero a mí un rápido escalofrío me heló la epidermis. ¿Con quién tendríamos que vérnoslas? Sin duda, con algunos piratas de nuevo cuño, que explotaban el mar a su manera.

Sabemos, sin embargo, que puede desarrollar gran velocidad y como hace falta una máquina para producir esa velocidad y un mecánico para manejar la máquina, saco en conclusión que estamos salvados. , hizo Ned Land con tono dubitativo. En ese momento y como para confirmar mi argumentación, se produjo un borboteo en la parte trasera del extraño aparato, cuyo propulsor debía ser sin duda una hélice, y se puso en movimiento. Apenas tuvimos el tiempo de aferrarnos a la parte superior que emergía unos ochenta centímetros más o menos.

Pero un canadiense es a medias francés y maestro Land lo demostró con su respuesta: -¿De modo que, señor Aronnax, repuso después de unos instantes de reflexión, no ve usted lo que deben hacer aquellos que no pueden escaparse de su prisión? -No, amigo mío. -Es muy sencillo, sólo tienen que arreglarse de modo que queden en ella. , dijo Consejo. Más vale estar adentro que arriba o abajo. -Sí, pero después de haber arrojado afuera a los carceleros, llaveros y guardias, añadió Ned Land. -¿Qué? Ned, ¿acaso piensa seriamente en apoderarse de esta nave?

Download PDF sample

Rated 4.16 of 5 – based on 23 votes